Marketing digital, que es y como lo aplico a mi negocio
10 diciembre, 2020
Presencia digital… indispensable para vender hoy en día
23 enero, 2021

Lo primero que debemos entender es ¿qué es un proyecto?

Un proyecto no es más que una serie de tareas que inicia con un objetivo en común, donde si se cumplen todas, se alcanzara el objetivo.

Tener la idea del proyecto que se desea desarrollar, es lo primero, ahora se debe comenzar a trabajar. Si estarán más de uno involucrado en el objetivo a lograr, es importantes definir los roles para comenzar a repartir las debidas responsabilidades

Puede suceder que cuando se decide realizar un proyecto, la idea no se tiene clara o definida, aunque se cumplan las tareas precisas no se llegará al cumplimiento del proyecto. Lo principal es definir el objetivo, esto ayudara en la gestión y productividad.

Existen proyectos donde se deben involucrar a muchas personas, coordinar con todas ellas, trabajar en equipo, que no es imposible pero tampoco es tan sencillo, responsabilizar a cada uno con las tareas, es la base para continuar y salir adelante, también existen proyectos pequeños y simples donde solo el que tiene la idea del proyecto será el único responsable de llegar al objetivo planteado.

Muchas veces el proyecto que se tiene en mente es igual al de otros, pero se puede buscar la diferencia sumando una propuesta de valor, imaginando a ese cliente al que se desea llegar.

La propuesta de valor es el factor que puede dar la diferencia y además será de utilidad para una empresa y/o negocio frente a la competencia y es apreciado por los usuarios. La idea es destacar que se puede ser mejor y cuál sería el beneficio para los clientes.

Una propuesta de valor eficaz en un proyecto de emprendimiento aumentará las posibilidades de supervivencia de la nueva empresa. Esta importancia reside en que la propuesta de valor es el eje que debe sujetar todo el modelo de negocio, desarrollando las diferentes actividades y planificaciones alrededor de la misma.