Como reconocer la diferencia entre una consultoría y una asesoría
20 mayo, 2021
Presencia digital en los negocios
8 junio, 2021

El desarrollo personal, también conocido como crecimiento personal, es un proceso que permite adquirir nuevos pensamientos, conocimientos, actitudes y acciones que mejoran la consciencia e identidad, ayudando a desarrollar el talento y el potencial, ese, que tal vez no se sabe que se tiene.

Es aplicado a todos los ámbitos de la vida, pero con más énfasis a las habilidades que se deben adquirir para iniciar un negocio o emprendimiento.

Con esta idea clara, veamos cómo se puede lograr ese desarrollo personal a la hora de emprender. Una de las formas sencilla es  leer libros de autoayuda, de positivismo, negocios, logro de metas, cómo alcanzar el éxito, cómo interrelacionarse, cómo hacer aliados,  etc.  Estos están disponibles en internet en formato de videos, audio libros, libros, podcast sobre cómo conseguir motivación para obtener la meta.  Otra opción está en hacer cursos presenciales y en línea.

Un componente importante del desarrollo personal es la educación, el aprendizaje continuo y el conocimiento. No sólo se puede aprender nuevas habilidades como por ejemplo finanzas para los negocios, contabilidad, manejo de personal, sino que también se puede aprender sobre uno mismo, sobre los demás y sobre el mundo que rodea. Aprender destrezas que no se enseñan en el colegio, como, por ejemplo, cómo establecer metas y cómo tener relaciones saludables.

Una de las cosas positivas del desarrollo personal es que se empieza a formar parte de comunidades afines al interés y gustos. Por ejemplo, entrar a grupos en línea, blogs y foros de emprendedores, esto aportará a los conocimientos.

El crecimiento personal también puede dedicarse a mejorar las relaciones con los demás, ya sean las relaciones comerciales, los amigos, la familia, las relaciones laborales o las relaciones con gremios y las comunidades.

El establecimiento de metas es un componente importante del desarrollo personal. Alcanzar las metas de flujo de dinero, proyectos, nuevos clientes, metas de posicionamiento de marca, publicidad, son unos de los principales objetivos del desarrollo personal en los negocios.

Al aplicar la autodisciplina, el estudio, el mejoramiento a través del conocimiento adquirido, se podrá escalar el emprendimiento a un mayor nivel, con mejores ingresos.

El desarrollo personal favorece, o sea, ayuda a construir y desarrollar las habilidades para lidiar mejor con la adversidad, cuando las cosas se ponen difíciles y el negocio no está avanzando como se espera.

Una gran parte del crecimiento personal es hacer cosas que te sacan de la zona de confort y que pueden asustar. El desarrollo personal puede ayudar a enfrentar los miedos y a tener el valor de superarlos.

Abrir chat